Oro, el condimento joya

Cada vez con mayor frecuencia, los restaurantes más exquisitos están añadiendo a sus creaciones un original toque festivo, que eleva el valor del plato a la categoría de joya, y no hablo en sentido figurado… condimentan sus platos, postres y bebidas  ¡¡¡con oro de 23 quilates!!!  Todo un lujo para el paladar, aunque en realidad se funde en la boca y no tiene sabor ni olor, pero sí mucho glamour. Cuenta con el certificado de sanidad como colorante alimentario con el número E-175.

No tiene olor ni sabor, pero se deshace en la boca y el efecto visual es fastuoso

En el antiguo Egipto y otros pueblos ancestrales (China, India, Lejano Oriente en general…) ya valoraban la ingesta de oro como un símbolo religioso, curativo, de poder o como medio para recuperar la belleza, la juventud y la potencia sexual. Algunos monjes, incluso, estudiaron la forma de ingerir oro como medio para alcanzar la inmortalidad.

Estas culturas solían triturar el oro hasta hacerlo polvo y elaboraban pan o lo añadían a los alimentos como un condimento más. Por ejemplo, se dice que el maná de Israel estaba confeccionado con polvo de oro, a instancias de Moisés.

Tanto en la Edad Media como en el Renacimiento, los banquetes más ostentosos siempre incluían oro en sus platos. Sobre todo en la Florencia y la Venecia del siglo XV, donde se extendió la costumbre de utilizar el oro como ingrediente de honor.

Y hoy día, cuando el precio del oro está en su apogeo, se ha vuelto a poner de moda. Sin embargo, como habéis podido comprobar, no es algo novedoso, solo que ahora es accesible a un público más amplio.

Dónde comprar oro comestible

La compra de oro comestible se puede efectuar en algunas joyerías (O_o), en tiendas gourmet o en internet. Se puede degustar en forma de polvo, copos, escamas o láminas, en formatos de medio gramo o de unos pocos gramos. También en formato regalo particular o de empresa, con el logo personalizado. También es posible comprar los mismos formatos en plata, cuyo número de aditivo colorante es el E-174.

Y  no sólo aporta elegancia a los platos sin añadir calorías, se ve que también tiene propiedades estimulantes, retrasa el envejecimiento de la piel y elimina toxinas. Además, es apto para celíacos, vegetarianos, veganos y es alimento “kosher” (permitido para consumo judío).

Algunas ideas de presentación

Creatividad gastronómica de lujo


En cava o vino, en licores de alta graduación, cubriendo pétalos de rosa, en el aceite de oliva, en el caramelo, envolviendo el sushi, en repostería, como topping de helado,  incluso en la pizza (una pizza de salmón, caviar y oro ganó un concurso gastronómico recientemente).

El postre más caro del mundo (unos 17.000 euros), que aparece en el Libro Guiness de los Récords, es un helado de 28 tipos de chocolate y 5 gramos de oro que puedes saborear en Nueva York, en el restaurante Serendipity 3, famoso por sus carísimos postres.

Cómo se hace el oro comestible

Aquí os enlazo un completo vídeo donde se puede ver todo el proceso de elaboración del oro comestible:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: